¡tiene que manifestarse ya!

Un Atari

Revival nostálgico de los tiempos idos

Publicado: 2013-11-08


En Twitter se ha generado un revival con dos trending topics, #1994 y #NoEresDeLos90Si . Soy noventas, de todas maneras, pero hay circunstancias en las que voy más atrás.

A veces, me gusta recordar los años ochenta, sobre todo cuando las mañanas rezuman un calor seco, corriente, pegajoso. Mañanas escribiendo en cybercafés de Miraflores, hasta que haya algo mejor, son de un level absurdamente monótono: estáticos, ruidosos, pro-migraña. En la avenida Pardo, por ejemplo, con tráfico del mediodía, uno se reconvierte y casi vuelve a ser cabinero (once again).

Pero, hay algo que me jala nuevamente a hacerlo. Sí, es esa extraña música, es esa letanía que te dice en la radio, sin cortes comerciales, "no aflojes". No, mi amor

(Damn it!, ¡qué le pasa a este tipo!)

Claro, ese tipo es un maestro, se llama Miguel Mateos, es argentino y me sigue diciendo que no afloje. Ese tipo representa mucho de los ochenta, también.

Y en un segundo, recuerdo los momentos del ochentaitantos, la prehistoria, Karate Kid y el Freddy Krueger, los patines y los helados Sunny. Iquitos, cuando todo era más tranquilo, callado, buena onda.

Recuerdo otra vez el Atari que llegó, una noche, en una caja, luego de un viaje de mis viejos. Y vuelvo a conectarme otra vez con la consola de botones y los joysticks que se malograban inmediatamente y volvías a arreglarlos o a mantenerlos adheridos con cinta aislante.

Otra vez el Pac man, el Combate, el Space Invaders.

Otra vez el Phoenix, que compré en una tienda perdida (que ya no existe) del jirón Próspero, una tarde de 1987.

Y también, otra vez, los Goonies, recorriendo otra vez la ciudad en sus Monarc montañeras, como si fuéramos los antiguos agustinianos.

Otra vez soñando con épocas previas a la catástrofe de Alan García.

(Y que venga, lo que venga, para bien o para mal...)

Siempre hay una salida, por la puta madre que los parió.

Miguel Mateos siempre será un buen amigo. Y los años ochenta, sin ser los maravillosos noventa, sin ser 1994 (el mejor año de la vida), sin ser épocas de Twitter y Whatsapp, también tuvieron su encanto. También fueron inolvidables.

Necesito otra vez una consola de Atari frente a mis ojos.

¿Un jueguito? ¿Alguien se anima?


Escrito por

Paco Bardales

Amazonía,cine, literatura,política, ciudadanía 2.0, cultura,OVNIS. Gran combo charapa pop. Encuéntrame en Twitter como @pacobardales


Publicado en

Charapa Pop

Otro blog más de Lamula.pe